lunes, abril 06, 2015

Jedis en la galaxia paceña

La Razon
En tiempos pasados, en un día cualquiera del verano de abril de 1978, un grupo de planetarios se encaminaba al estreno de aquel filme épico tan publicitado en los periódicos estándar de la época. Las salas del cine se encontraban atiborradas de jóvenes y niños, quienes reaccionaron exacerbados al apagón de luces en ese recinto con el tumbado más inalcanzable para sus ojos infantojuveniles. La pantalla se volvió magia pura y la piel de gallina, ante los primeros haces de luz desde el proyector enfocado en la pantalla gigante. Luego continuaría el viaje hacia otros mundos con un relato y un trasfondo tan vivido en la historia del hombre: la insurrección de un grupo de rebeldes en respuesta a las iniquidades del imperio, como persigue el hilo narrativo de La Guerra de las Galaxias, la película que ha absorbido fans por todo el orbe al igual que en tierras bolivianas.

Bajo el nombre de Star Wars Fan Club Bolivia, esta agrupación nació en 1999 con el fin de unificar a la mayor cantidad de fanáticos del universo de lucha entre el bien y el mal. Su presidente es Samuel Estrugo, quien estuvo presente en aquellos días de estreno del sueño galáctico. “La primera vez que vi la película fue en el cine del colegio La Salle, donde yo era alumno. Recuerdo que llegué tarde a la presentación de la película y en principio no sabía realmente lo que estaba yendo a ver, era muy pequeño. La primera escena que vi fue los dos androides, R2-D2 y C-3PO, caminando sobre un desierto de arena al lado de un esqueleto que parecía ser de un dinosaurio o algo así... Desde ese momento Star Wars capturó mi atención”. Es tremendamente cierto.

Hoy Estrugo vive rodeado de todos los souvenirs posibles de la megaproducción de George Lucas.

El guion de la trama de la primera película estrenada de la serie Star Wars y la cuarta en términos de cronología interna, fue redactado por George Lucas mientras dirigía su primer largometraje, influenciado principalmente por los cómics de Flash Gordon, las películas sobre samuráis de Akira Kurosawa y la obra El héroe de las mil caras de Joseph Campbell. La misma describe la historia de un grupo de guerrilleros —conocidos como la Alianza Rebelde— cuyo objetivo es destruir la estación espacial Estrella de la Muerte, creada por el opresor Imperio Galáctico. Desde una perspectiva general, la historia se enfoca en un joven granjero llamado Luke Skywalker, quien de forma repentina se convertirá en un héroe conforme acompaña al Maestro Jedi Obi-Wan Kenobi en una misión que lo llevará a unirse a la Alianza Rebelde para ayudarles a destruir la estación espacial del imperio.

Lo que más atrapó a Estrugo y a muchos de los asistentes a ese boom cinematográfico fue la presencia de aquellas naves intergalácticas. “Para ser la primera vez que veía una película de esa índole, quedé maravillado con la escena del ataque a la Estrella de la Muerte con los X-Wing Fighters y Y-Wing Fighters!”, recuerda hoy.

Cósmica

Daniela Aguilar, aún niña de entre ocho y nueve años, fue otra de las maravilladas asistentes a la cita. “Era muy pequeña, fui acompañando a mi tía y su novio, creo que vi toda la película con la boca abierta. Quedé impresionadísima con los personajes, los efectos, la historia, el imaginar que puede haber otras galaxias, otros seres, era fascinante”.

¿A qué se debe el fanatismo que genera la película? Según el crítico Stephen J. Sansweet, “las audiencias de los cines del mundo se enamoraron del rebelde, del granjero, de la princesa, del villano vestido de negro. Cada uno tenía su lugar en el universo, y cada uno poseía un estilo único. Ninguna serie de películas —antes o después— ha tenido tantos momentos memorables como la Trilogía de La Guerra de las Galaxias”.

“Para mí es como una forma de vida, una religión, el hecho de poder decidir de qué lado estás, si de la luz o de la oscuridad. El pensar que todos tenemos una fuerza interna que nos ayuda a enfrentar la vida y superar nuestros miedos”, explica la fanática de Aguilar, quien le ha inculcado a su pequeño el tributo por su película de culto y sus personajes.

Son muchos los elementos presentes en esta impactante saga que la han hecho un éxito mundial, desde su asombrosa historia acerca de la jornada de un héroe hacia su gloria, que va desde su juventud hasta su madurez, y sus increíbles efectos especiales. No en vano se dice que esta película marcó un hito en la historia del séptimo arte al revolucionar la forma en que los efectos especiales eran usados, ya no solo servían para recrear en la pantalla grande las cosas de la vida cotidiana, como hasta entonces se había hecho, sino que ahora podían sustentar las historias más fantásticas.

Al presidente del club boliviano, lo que más lo atrapó de la historia fue “la creencia en La Fuerza, que llega a ser una especie de religión al igual como lo vivimos en nuestro mundo, creyendo en algo o alguien más allá de nuestro entendimiento. Por otro lado, la posibilidad de la existencia de seres inteligentes en diferentes galaxias a lo largo del universo, una civilización más avanzada donde muchas especies distintas conviven en el mismo y extenso universo en busca de la paz”, dice Estrugo.

Taquillera

La Guerra de las Galaxias se convirtió en la película más taquillera de todos los tiempos, alcanzando una cifra superior a los 775 millones de dólares. El récord lo mantuvo hasta 1982, año en que fue superada por E.T., el extraterrestre de Steven Spielberg. En 1989, la filmoteca National Film Registry de la Biblioteca de Estados Unidos añadió el título a la categoría “película cultural, estética o históricamente importante”, mientras que el guion de Lucas fue nombrado por el gremio Writers Guild of America como uno de los mejores jamás redactados. Hay un antes y un después en la historia fílmica a partir de la película, posteriormente saga.

Pero el éxito tuvo su contracara, no faltaron los críticos que aseguran que La Guerra de las Galaxias arruinó a la cinematografía como arte al poner fin a los grandes dramas y a los romances de antaño, para abrirle paso a películas llenas de acción y efectos especiales. Pero la saga de La Guerra de las Galaxias ha demostrado una y otra vez que es más que una historia de acción, que es todo un clásico de la cinematografía moderna. “La prueba más fuerte es que todavía se ha mantenido vigente casi 30 años después en las mentes y los corazones de miles de personas que con el paso del tiempo se han vuelto leales fanáticos”, dice Estrugo. Pero esta odisea espacial no se alimenta solo de la nostalgia de las jóvenes audiencias del cine del ayer sino que a partir de 1997, 20 años después de su origen, ha ganado a los jóvenes de hoy con la llamada Edición Especial de la Trilogía. De hecho, en conjunto la trilogía original y la Edición Espacial han reunido billones de dólares en lo que ahora es un éxito sin precedentes.

Fue a raíz de aquel evento que surgió el club. “En 1999 y después de 16 años que una nueva película de Star Wars iba a presentarse en los cines, se empezó a vivir un acontecimiento inmenso para las personas que habíamos vivido alrededor de dos décadas con el gusto por la trilogía original. Al ser miembro del club internacional, era una buena posición para formar un grupo local de fanáticos que gracias al respaldo de una carta firmada por el mismísimo George Lucas, nos permitió crear el club en Bolivia y abrirnos las puertas ante los medios, la prensa y el resto del país”, recuerda Estrugo. “Fue una inmensa alegría”.

Los miembros del club se reúnen una vez al mes. “Algunos llevan sus nuevas adquisiciones como revistas, juguetes, videojuegos. Jugamos juegos de mesa y de video, pasamos una linda tarde entre amigos conversando sobre nuestras actividades”, dice Aguilar. Dependiendo de los acontecimientos del calendario, también suelen reunirse para realizar visitas a algún hospital u hogar o para hacer paseos en fechas especiales. Los fans asisten con sus trajes para que los niños puedan tomarse fotos. “Somos como una familia, también compartimos otro tipo de actividades, ya que nos ponemos de acuerdo y nos reunimos para pasar una tarde o ir al cine, a ferias, conciertos...”, añade la fan.

La luz

En su tarea de ayuda solidaria y con el apoyo del Cine Teatro Municipal 6 de Agosto y en homenaje por el Día del Niño, el Star Wars Fan Club Bolivia realizará una presentación para los niños de la cárcel y de varios hogares de la ciudad de La Paz. La cita será a las 10.00 del domingo 12 de abril en las instalaciones del cine.

Fuera de todo ello “también organizamos talleres diversos, de los cuales se destacan nuestro taller de lectura y libros, tenemos gente muy entusiasta por la lectura, talleres de trajes junto a un equipo de personas que se ha vuelto experto en el diseño y confección de trajes, y nuestro taller de sables, ya que contamos con socios muy hábiles en el manejo de sables láser y dedicados a artes marciales que nos ayuda con sesiones de entrenamiento”, explica el presidente del club. La historia oculta de La Guerra de las Galaxias devela que fue un doloroso trabajo de escritura, de borradores rechazados por la empresa Fox una y otra vez, donde la historia cambiaba radicalmente en cada nueva versión del guión. Como espectáculo, sin duda es un clásico. La fuerza de su historia supera ampliamente sus debilidades, las hace obviar. Y como símbolo de pertenencia tiene un imán que la hace única. Lo dicen sus propios fanáticos. “Lo más destacable en la devoción de los socios es su claro gusto por lucir sus trajes en los estrenos de las películas, seguramente lo veremos en el estreno del Episodio VII este año, así como se hizo en estrenos anteriores, donde las filas para entrar a las salas eran muy largas y empezaron desde muy tempranas horas para las primeras funciones”, dice Estrugo.

“Para mí lo más anecdótico y bonito es que por el fanatismo de la saga en el club se hayan formado parejas que luego se casaron y llegaron a tener bebés.

Ahora sus hijitos gozan de membresía gratis en el club. Me parece maravilloso que puedan compartir en familia el cariño a la saga y al club”, señala por su lado Aguilar.

La sinopsis de la película inicia con que en medio de la guerra civil galáctica, la Alianza Rebelde ha robado los planos de la poderosa estación espacial Estrella de la Muerte, con los que espera obtener ventaja en la guerra. Los planos son transmitidos a la Tantive IV, una nave diplomática al servicio de la Princesa Leia del planeta Alderaan. Sin embargo, la transmisión es interceptada por el Imperio Galáctico que de forma inmediata, las tropas imperiales toman el mando de la Tantive IV, con Darth Vader a la cabeza. Durante el asalto, capturan a la princesa, quien logra depositar los planos y una grabación holográfica dentro de un androide denominado R2-D2. Así se inicia una historia galáctica.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada