martes, octubre 04, 2016

Regala un girasol y se lleva una preciosa sorpresa



Como cualquier otro día Danny salía de su casa hacia el trabajo sin saber que iba a ser una de las mañanas más especiales de su vida. La noche anterior había comprado un girasol para regalárselo a la chica que le gusta pero finalmente decidió esperar a hacerlo en la primera cita.

Como no quería que el girasol muriese sin más, pensó en regalárselo a alguien camino al trabajo. Fue entonces cuando vio en una mesa de una cafetería a una chica sola leyendo un libro y llorando. Danny no supo por qué pero sintió la necesidad de regalarle el girasol a esa chica: “Perdóname. Tengo este girasol que pensaba dárselo a alguien especial, pero al final no lo he hecho. He sentido que tú también eres especial, así que quiero dártelo a ti”. Lo que parecía que iba a quedar en un bonito detalle cobró más sentido cuando la chica, que lo abrazó llorando, le explicó que estaba triste porque hacía una semana había fallecido su prometido. Pero lo más impresionante fue cuando la joven le explicó que en su primera cita su prometido también le regaló un girasol...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada