miércoles, julio 19, 2017

Footgolf, Fútbol Bubble, 360Ball…



¿Cómo se juega? ¿Quién los practica? Quédense con estos nombres porque son deportes en claro auge, mezcla de modalidades que cada día ganan mayor número de practicantes...

Una combinación de fútbol y golf que da como resultado el Footgolf; una mezcla de pádel, tenis, ping-pong y squash en una pista circular bautizada como 360 Ball, o imitadores de Messi y Cristiano Ronaldo dentro una burbuja intentando meter goles bajo la denominación de Fútbol Bubble.

Son nuevos deportes que crecen con fuerza y que invitan a probar a muchos aficionados.

“Si ves una pista de 360 Ball o un video de esta modalidad deportiva, lo primero que piensas es ‘yo tengo que probarlo’, lo segundo, una vez que lo practicas, es en la estrategia a seguir para ganar a tus rivales, porque ya estás enganchado”, explica Javier de La Chica, máximo responsable de este deporte en España.

El auge y desarrollo del 360 Ball no para en países como Alemania, España, Francia, Holanda y Bélgica, pero especialmente en Sudáfrica, donde nació gracias a los hermanos Collins. Desde 2011 no ha dejado de traspasar fronteras.

“360 Ball es el único deporte igualitario al 100%”, explica De La Chica. “Nuestras competiciones son siempre mixtas y libres, es decir, pueden jugar una pareja del mismo sexo contra otra de dos sexos. Por sus características, al ser un deporte aeróbico y anaeróbico al mismo tiempo, es ideal para cualquier edad y cualquier sexo”.

Este deporte se juega en una pista circular con un disco central donde debe botar la pelota. Ya sea en individuales o dobles, una de las peculiaridades es que no hay campos distintos y cualquier jugador se puede mover alrededor del disco central según evolucione el partido.

Una burbuja de fútbol

La orientación también es muy importante en el Fútbol Bubble, una variedad del fútbol tradicional en el que los jugadores se meten en una burbuja. “Lo más importante es jugar con sentido común”, apuntan desde la empresa “Fútbol Bubble. Deporte en burbujas”.

Nacido en Noruega, esta modalidad de deporte, también conocida como Bubble Soccer, es una nueva forma de jugar al fútbol que se está convirtiendo en una actividad estrella en Europa y ya se proyecta por el resto del mundo.

Los jugadores se introducen en unas enormes burbujas con el objetivo de meter goles. Las burbujas solo dejan libres las piernas, pero son aptas para claustrofóbicos ya que, aunque te cubre la cabeza, no están totalmente cerradas, sino que el cilindro por el que se introducen hace que tengan la cabeza al aire libre y no exista la sensación de agobio.

Entre las reglas de este deporte está el “buscar el máximo contacto” con el rival. Las faltan no existen, apuntan desde “Fútbol Bubble. Deporte en burbujas”, aunque no se permite golpear la burbuja con el pie. “Aplicando el segundo común, la burbuja protege a los jugadores por lo que no tiene ningún tipo de peligro añadido. Este deporte tiene los mismos riesgos que cualquier otro que se realice en equipo”.

Footgolf: Fútbol y golf

¿Qué podría deparar un enfrentamiento entre Leo Messi y Tiger Wood? El resultado sería un ejercicio de imaginación: nada probable ver a ambos deportistas en un mismo escenario, pero posible si hablamos del Footgolf, un deporte que une fútbol y golf y que crece a pasos agigantados en todo el mundo.

Principalmente en Argentina donde su auge está llamando la atención, sobre todo desde que organizó el segundo Campeonato Mundial en 2016 con 23 países participantes —el primero fue en Hungría en 2012— y desde que ex futbolistas, como Gabriel Heinze, Ariel 'Burrito' Ortega o Juan Sebastián Verón, han probado este deporte.

Nacido en Holanda en 2009, esta práctica deportiva aúna precisión, fuerza y estrategia.

“El futbolista tiene la técnica necesaria para patear la pelota, pero el golfista cuenta con la concentración y la capacidad de analizar mejor la cancha”, explica Javier de Ancizar, presidente de la Asociación Argentina de Footgolf.

El Footgolf se juega con las mismas reglas que el golf: gana el que emplee la menor cantidad de golpes para completar el circuito, que incluso tiene agua y bunkers de arena. Ni qué decir tiene que el balón es de fútbol y el hoyo es acorde a la dimensión de la pelota.

“Es un deporte con un gran potencial, no tiene techo…. Creemos que en el corto o mediano plazo va a ser reconocido por el Comité Olímpico Internacional como deporte”, añade De Ancizar. •



Esperan seis horas por un concierto de ¡8 segundos!



El mundo ya no es lo que era. Hace no mucho, la noticia de que un grupo dio un recital de apenas 8 segundos hubiera estado acompañada del escándalo y la furia de sus fans. Sin embargo, en Japón, un recital de esas características fue furor.

Y todo ocurrió a pesar de que los seguidores del grupo llegaron seis horas antes para tener el mejor lugar en el show gratuito de la banda japonesa Golden Bomber. “Lo dimos todo en esos 8 segundos”, sentenció el líder de Golden Bomber, que desarrolla el género visual kei. Vale destacar que el show fue pensado para promocionar el último tema de Golden Bomber, titulado “Encuentro de 8 segundos”, y que efectivamente dura 8 segundos.

Igual, no desesperen, fans de la música. Se debe señalar que en el concierto realizado el 29 de junio en Tokio, un rato más tarde, los integrantes del grupo volvieron a salir a escena y, para agradecer a su público… ¡tocaron un tema más!

Además, según el portal Bio Bio, este no ha sido el concierto más corto de la historia. Ese récord lo tiene The White Stripes, que tocó apenas una nota musical en un show que duró menos de un segundo.

martes, julio 11, 2017

Una heladería de 870 sabores y un récord Guinness



El tablón en el que se anuncian los sabores de helados ocupa toda la pared. Los hay tan curiosos como el helado de hot dog, el “Miss Venezuela” o la última creación: arroz con pollo. Para los románticos, el “amor de mi vida”, el “corazón mío” o el “noche de bodas”; y, quienes lo necesiten, pueden consolarse con el “lágrimas del amor”.

La clientela los degusta en un banco situado bajo el tablón. En el local no hay rastro de la crisis y la escasez que se vive en el país, aunque también aquí, en Mérida, fallecieron dos manifestantes que protestaban contra el presidente Maduro. Pero la heladería “Coromoto” parece ajena a todo ello y a la entrada se lee, en coloridas letras, “récord Guinness”. Mientras dos mujeres preparan las bolas de helado, Manuel da Silva Oliveira las observa sentado en un taburete, orgulloso de lo que ha conseguido. Llegó a Mérida en 1953, procedente de Portugal. Y aunque la ciudad cuenta con el teleférico más largo y elevado del mundo —recorre 4.765 metros— los turistas no se prodigan por el país. Lo que no impide que en “Coromoto” pueda degustarse el helado “el turista”.

martes, julio 04, 2017

La increíble historia del hombre más longevo de todos los tiempos



Algunos portales de Internet lo presentan como “el hombre más viejo del mundo”, tras haber fallecido en 1933 nada menos que a la edad de ¡256 años! Otros, como si detrás de su figura pudiera haber una fórmula mágica, lo anuncian, de manera rimbombante, así: “Rompe el silencio antes de su muerte y revela su secreto”. Pero, ¿existió, realmente, el sorprendente Li Ching Yun o Li Ching Yuen?

En principio, la historia de un hombre al que se le atribuye una vida de más de dos centurias tiene todos los condimentos de una película de ciencia ficción. Se han escrito miles de páginas alrededor de su legendaria figura, y hoy se continúan escribiendo…

Una historia increíble

Más o menos hay consenso en torno al lugar de nacimiento de Li Ching Yun o, como se lo menciona en algunos textos, Li Ching Yuen. Sería en la provincia china de Sichuan.

Maestro taoísta, herbolario y practicante del Chi Kung (una técnica de ejercicios para cultivar energía), algunas fuentes refieren que también practicó y enseñó artes marciales.

Se dice que él mismo afirmó haber nacido en 1736, pero Wu Chung Chieh, profesor de la Universidad de Chengdu, aseguró que el año exacto es 1677, ya que en los registros imperiales del Gobierno de China encontraron dos felicitaciones del emperador a Li en 1827 por su 150 cumpleaños y una posterior a los 200 años.

Esa sería una prueba irrefutable de la edad del supuesto hombre más longevo que jamás haya existido.

Pero antes ocurrió algo que se toma como referencia fundamental para este caso…

El enigma de la esquela

El 6 de mayo de 1933, en la página 13 de The New York Times aparecía una esquela que daba cuenta del fallecimiento de un hombre, ese mismo día, después de haber vivido un total de 256 años.

Hay que ir más atrás todavía. Un antecedente a esa publicación aparece como testimonio de la presunta existencia de esta enigmática persona.

En 1928, un corresponsal —otra vez— de The New York Times escribió que ancianos del barrio de Li afirmaron que sus abuelos lo conocieron cuando eran niños, siendo él en ese momento un hombre adulto.

No obstante, algunos adjudican el descubrimiento de esta rara historia a Wu Chung-chien, en 1930.

¡24 esposas!

Otra de las particularidades que más ha llamado la atención de quienes se adentraron en la vida del longevo chino es que se le adjudican 24 esposas. A 23 de ellas las habría enterrado él, como era de esperarse, después de haber visto pasar 256 calendarios.

Cuentan que antes de su propia muerte atravesaba por su vigésimo cuarto matrimonio, esa vez, con una mujer de 60 años.

Según otras fuentes, en 1928 se le acreditaban 180 descendientes vivos, que comprenden 11 generaciones, “solo” en 14 matrimonios. •

El secreto de la longevidad

Además de las dos referencias concretas de The New York Times, otro medio importante, la revista Time, publicó el 15 de mayo de 1933 un artículo titulado “Tortoise-Pigeon-Dog” (Tortuga, paloma y perro), en el que se informaba sobre la increíble vida del maestro Li Ching Yuen y se citaba su secreto para la longevidad.

Se trata de un verdadero proverbio de vida que aplicaba, según parece, a rajatabla: “Mantén un corazón tranquilo, / siéntate como una tortuga, / camina rápido como una paloma / y duerme como un perro”.

Entre las curiosidades de este personaje se cuenta que vendió durante más de 100 años hierbas que él mismo recogía. También, que tenía las uñas de la mano derecha muy largas, al punto de llegaban a medir más de 15 centímetros.

La Centella asiática, otro misterio

Que en su décimo cumpleaños estaba alfabetizado, que era técnico de tácticas militares, que viajó mucho y que luego pasó un largo tiempo viviendo en el Tibet, buscando su razón de ser y una vida más espiritual, recolectando plantas medicinales en todo el mundo. Todo esto y más se ha dicho y escrito sobre Li, que, según distintas versiones, puede ser Ching Yun o Ching Yuen.

Por ejemplo, que su dieta se basaba principalmente en el arroz y en el vino de este cereal. O que consumía gingseng y una planta poco conocida, la Centella asiática (Hydrocotyl asiática).

De esto último se han valido científicos de la época para burlarse. Pero uno de ellos, el bioquímico francés Jules Lepine, encontró un poderoso alcaloide de efectos rejuvenecedores en las semillas de esa curiosa planta, lo que acrecentó la leyenda.