lunes, febrero 29, 2016

Por amor planta miles de flores

Hay historias de amor que superan cualquier posible argumento de una película romántica. No hace falta que sea un día señalado como San Valentín para demostrar nuestro amor a las personas que amamos.

Cualquier pequeño gesto es suficiente, aunque en el caso del señor Kuroki, estamos hablando de una acción enorme, que no solo ha llegado al corazón de su esposa, sino al de miles de personas que están disfrutando con su historia de amor. Hasta el punto que la granja en la que viven se ha convertido en un pequeño lugar de peregrinaje.

El señor y la señora Kuroki eran dos granjeros

en el Japón rural, donde criaban a sus dos hijos. Eran una familia como cualquier otra, hasta

que -después de tres décadas de matrimonio-

la mujer de 52 años perdió súbitamente la vista debido a la diabetes.

Sintiendo que su vida había terminado, la señora Kuroki se deprimió fuertemente ante la idea de no poder acompañar a su marido en el viaje a través de su país, que tanto había planeado después de su jubilación.

Su depresión era tan profunda que pasaba todos los días dentro de su casa, ya no le gustaba salir y él, aunque se esforzaba, no lograba sacarla de la tristeza.

Sin embargo, Kuroki no desistió en su intento y un día se le ocurrió plantar un enorme jardín de flores para que su esposa pudiera salir a disfrutar de su aroma.

Así fue como la parcela de tierra, que antes fuera una granja lechera, se convirtió en un precioso jardín.

Dos años tardó en completar este edén para su esposa. Ahora, la finca ubicada en el pueblo de Shintomi, en Miyazaki, está abierta al público y cada año recibe hasta siete mil visitantes.

La gente no solo va por la alfombra de aquella colorida flor rosa llamada Shibazakura, sino

por la conmovedora historia de amor que trajo a la existencia dicho jardín y que aun se mantiene florido y fragancioso.

Ahora, este bello jardín es unos de los lugares preferidos de su esposa, quien disfruta del gran gesto de años de su pareja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada