Blog FRIKI-GEEK de Hugo Miranda

sábado, junio 27, 2015

Video Las 6 películas de Star Wars sobrepuestas

As promised, the HD version of all 6 Star Wars movies combined to battle for your attention.




A full gallery of HD still frames are available here: http://imgur.com/a/8gS2O?gallery

Sources:
Star Wars - Harmy Despecialized
Empire Strikes Back - Harmy Despecialized
Return of the Jedi - Harmy Despecialized
The Phantom Menace - Bluray
Attack of the Clones - Bluray
Revenge of the Sith - Bluray

lunes, junio 08, 2015

Star Wars o Star Trek: La diferencia es el destello

Con el nombre en inglés de ‘lens flare’ se conoce a esos destellos con los que es sorprendida la cámara si se enfrenta directamente al origen de la luz. Se trata de una aberración óptica que, de repente, saca al espectador de su relación digamos normal con el objeto representado. El objetivo o la cámara misma, por así decirlo, cobra consciencia para el que mira. Si se tratara de literatura, estaríamos delante de esos recursos tan metalingüísticamente posmodernos con los que, de vez en cuando, nos sorprende un escritor debidamente moderno. De repente, el Quijote advierte que su historia ya fue plagiada por otro. El primer ‘lens flare’ es de Cervantes.

Desde que ‘Star Trek’ viviera su resurrección de la mano de JJ Abrams en 2009, el director se empeñó en construir cada escena con su debido ‘lens flare’. Cada secuencia es un destello que coloca al patio de butacas al otro lado de la narración. A la vez que se mira la película encerrada en un bucle temporal, se contempla el propio mecanismo que la hace posible; se asiste a la ceremonia de nostalgia y auto representación en la que los asistentes al cine se ven a sí mismos contemplando las nuevas aventuras sin perder nunca de referencia el mito que las habita. Si se lee de nuevo se entiende. No se me rindan tan pronto. Y todo por un destello que ciega y, a la vez, abre los ojos más nunca.

Y éste sin duda es el acierto de las nuevas películas de ‘Star Trek’ (tanto de la citada como su continuación natural de 2013). Y aquí reside, también sin duda, el fracaso de la última trilogía de ‘Star Wars’. Abrams fue capaz de revitalizar la serie creada por Gene Roddenberry en 1964 (fecha del episodio piloto del que surgió casi todo) porque dotó de un alma nueva a la Arcadia sesentera pop del Enterprise sin renunciar al poder del tótem, del icono, del mito. George Lucas, al contrario, vulgarizó la serie original de los años 70 hasta transformarla en un producto de consumo ‘blockbuster’ tan anodino como ruidoso. Admitámoslo, la trilogía que compone ‘La amenaza fantasma’, ‘El ataque de los clones’ y ‘La venganza de los Sith’ apesta.

Ahora mismo, y a la espera esperanzada de lo que vendrá con ‘El despertar de la fuerza’, enfrentar los dos universos resulta grotesco. Los ‘trekkies’ ganan por mucha diferencia a los ‘waries’. No se trata de volver al debate ritual de siempre. ‘Star Trek’ nació en un impulso iluminado de su creador por dar forma futurista al optimismo hippy de su tiempo. ‘Star Wars’, al revés, significó algo así como la Contrarreforma del Nuevo Hollywood. Todas las esperanzas de construir una forma de arte adulta desde Hollywood tuvo en la saga de Lucas su respuesta inocente, festiva, heterogénea y profundamente pop. Pocas formas de celebrar en cine en su más genuina serie B que en la Guerra de las Galaxias. Y ahí seguimos.

Se podrá estar más cerca de la seriedad irónica de Spock o de la ironía seria de Han Solo, pero todo rifirrafe se agosta ante el empuje de los hechos. Abrams ha conseguido a golpe de ‘lens flare’ poner de acuerdo a las nuevas generaciones que descubren ‘Star Trek’ con las viejas que aún fantasean con el sueño de los justos que representó el capitán Kirk y su tripulación. Y no por casualidad, él es el designado para reparar el agujero negro que Lucas provocó en su propio universo. Abrams deberá hacer volver a ‘Star Wars’ al lugar mitológico que nunca debió abandonar a la vez que tendrá necesariamente que dotarle de bríos nuevos. El secreto, quizá, está en la magia del destello.

¿Cuántos colores ves en esta imagen? Solo el 25 por ciento de las personas los distinguen todos

Los conos y los bastones, que tenemos en la retina, son las células sensibles a la luz directa y responsables de que percibamos los colores de una manera u otra. Los bastones funcionan mejor en condiciones de baja luminosidad y proporcionan la visión en blanco y negro; mientras que los conos se adaptan mejor a las condiciones de mucha luminosidad y proporcionan la visión a color. Pero, todos nos vemos el mismo color, ni los mismos tonos. Depende de factores tanto fisiológicos, como externos.
Desde el problema del vestido, en Internet han comenzado a circular todo tipo de teorías y ejemplos varios de ilusiones ópticas por el interés generado por este hecho curioso.
Una de esas teorías es la prueba de la profesora Diana Derval, experta en neuro-marketing, publicada recientemente y que puede determinar el número de conos que tenemos cada uno

Los matices de colores que vemos dependen de la cantidad y de la distribución de los conos (receptores de color) en nuestro ojo.

Menos de 20 colores: Eres una persona Dicromática. Como los perros. Esto quiere decir que solo tienes 2 tipos de conos en el ojo. El 25 por ciento de la población es dicromática. Según Derval estas personas tienden a vestirse con tonos negros, beige y azules.

Entre 20 y 32 colores: Eres una persona Tricromática. Esto quiere decir que tienes 3 tipos de conos en tus ojos. El 50 por ciento de la población es tricrómata, aprecian bien los colores violeta-azul y verdes-rojos.

Entre 32 y 39 colores: Eres un tetracrómata, al igual que las abejas. Esto quiere decir que tienes 4 tipos distintos de conos en tus ojos. Los tetracrómatas no suelen soportar mucho el amarillo y es excepcional que lo usen para vestir. El 25 por ciento de la población es tetracrómata como tú.

Más de 39 colores: Si has contado más de 39 colores se te ha ido de las manos. Según Derval, en el test sólo aparecen 39 colores diferentes, de los cuales, probablemente, sólo 35 hayan podido ser descodificados por la pantalla de tu ordenador correctamente.
¿Cuántos colores has visto en la imagen?

Una neumonía mató al "Ken humano brasileño", de apenas 20 años



El joven brasileño de 20 años tenía cáncer y en los últimos días había sido internado por una fuerte neumonía. Se había hecho famoso por su parecido con el muñeco de plástico.

No pudo recuperarse de la neumonía adquirida por tener las defensas bajas como consecuencia de quimioterapias.

Celso Santebañes, el modelo brasileño de 20 años que se dio a conocer como el Ken humano debido a su parecido -a base de cirugías- con el novio de la muñeca Barbie, falleció tras su lucha contra el cáncer.

Santebañes se había enterado en diciembre que estaba enfermo cuando fue a tratar unas infecciones producto del hidrogel, material que empleó para tener el cuerpo deseado. La noticia la dio a conocer Marilia Borges, tía del joven.

“Yo estaba con mi familia en la iglesia, pidiendo a Dios la fuerza para Celso cuando mi marido se acercó y me comunicó la noticia. Me desmayé. No pude soportarlo. Su sueño era grande, pero Dios no lo permitió”, declaró Borges.

Antes de su muerte, Celso Santebañes entró en una polémica con otro modelo, Mauricio Caldi, quien también se dio a conocer como el Ken humano. Tras varios dimes y diretes se amistaron en un programa de televisión.

Hace cuatro años Santebañes perdió a su hermano debido al hantavirus. Será enterrado junto a él en el cementerio San Juan Bautista de Río de Janeiro.

miércoles, junio 03, 2015