Blog FRIKI-GEEK de Hugo Miranda

jueves, febrero 04, 2016

Sabías que los errores de pronunciación costaron vidas

Shibbolethes la palabra que usaron los antiguos hebreos para diferenciarse de los enemigos que se infiltraron entre sus filas. Aquellos soldados que no eran capaces de pronunciar esta palabra, que significa espiga, fueron brutalmente masacrados. Desde entonces, este término, Shibboleth, da nombre al concepto: una palabra que los oriundos de un lugar son capaces de pronunciar sin problemas pero que a los extranjeros les resulta prácticamente imposible de hacer.

En la antigüedad, no ser capaz de pronunciar un Shibboleth podía suponer tu propia muerte. Esto ha sucedido en varias ocasiones, desde la antigüedad clásica hasta la Segunda Guerra Mundial.

Una de las matanzas más destacadas por no saber pronunciar una palabra fue duranteel asedio de la ciudad de Brujas por parte de las tropas flamencas en el siglo XIV. Los asaltantes obligaron a los habitantes de la ciudad a decir la expresión 'schilt ende vriend' -escudo y amigo, en flamenco-, que resultaba casi imposible de pronunciar correctamente a los fracófonos. De esta forma, los flamencos diferenciaron a los suyos de los galos y, una vez identificados, todos los franceses de la ciudad fueron masacrados.

Durante la batalla del Pacífico de la Segunda Guerra Mundial, los norteamericanos utilizaron la palabra lollapalooza como Shibboleth para identificar a los espías japoneses. En este teatro de operaciones era común que el imperio del Sol Naciente enviase agentes a las zonas bajo control aliado haciéndose pasar por tropas norteamericanas o filipinas. La elección de esta palabra vino motivada porque los japoneses carecen de un fonema para la letra ele en su lengua materna y tienden a adaptarlo con un sonido similar a la letra erre. Cuando un sospechoso se aproximaba al puesto de un centinela, éste debía decir lollapalooza. Si el guripa norteamericano escuchaba algún tipo de sonido erre en este Shibboleth, tenía orden de disparar a matar de inmediato.

En 1937, durante la guerra entre Haití y la República Dominicana los soldados dominicanos emplearon la palabra 'perejil' como Shibboleth. Buscaban distinguir a la población negra dominicana de la haitiana. Mientras que los dominicanos reproducían el sonido de la 'j' sin ningún problema, los haitianos -cuya lengua materna es el francés- eran incapaces de pronunciar este fonema. El uso de este método fue ordenado por el dictador Rafael Trujillo y supos el asesinato sistematizado de al menos 1.000 haitianos en un episodio conocido como la Masacre del Perjil.

Algo similar sucedió durante la guerra de la independencia de Colombia respecto a España. Los rebeldes colombianos buscaban distinguir a los criollos de aquellos venidos de la metrópoli. Para ello, obligaron a la gente a decir en voz alta el nombre Francisco cuando existía algún tipo de duda. Aquellos que no lo pronunciaban como un colombiano -con la primera ce que sonara como una ese- eran arrojados al río de la Magdalena.

Para aprender idiomas

Hoy en día, las consecuencias de no ser capaz de pronunciar una de estas palabras no es tan dramática. Ya no es un cuestión de vida o muerte. Sin embargo, los profesores de idiomas siguen recurriendo a los Shibboleth para amenizar sus clases a costa de la pronunciación de los alumnos en una lengua extranjera.

En castellano, por ejemplo, existen cientos de términos que los norteamericanos tienen dificultades para pronunciar. Prácticamente cualquier palabra que empiece con la letra erre, en la que haya una doble erre, que tenga una hacheo que sea más larga de tres sílabas supone un verdadero Shibolleth para los estadounidenses.

Sin embargo, si hubiese que escoger un término en castellano que resulte totalmente imposible de decir para los yankees, este sería 'negar'. La letra e, que en inglés se pronuncia con un sonido similar al de nuestra i es la culpable. La similitud fonética entre esta palabra castellana y el vulgarismo inglés nigger -expresión despectiva para hacer referencia a los afroamericanos- provoca que muchos estadounidenses ni siquiera se atrevan a pronunciarla.

martes, febrero 02, 2016

Video Un surfista intentó dominar una gigantesca ola frente a una playa de Hawái pero perdió el equilibrio y cayó de su tabla

Tom Dosland quiso ser reconocido entre sus compañeros surfistas por dominar una gigantesca ola en la isla hawaiana de Peahi; sin embargo, no contaba con hacerse famoso por su frustrado intento que terminó en una espectacular caída que fue grabada y se viralizó

Pese a que partió bien, Dosland perdió el equilibrio y cayó de la ola que medía más de 12 metros en ese momento. Pese al gran susto que se llevó el surfista y los testigos, el deportista sobrevivió al aparatoso chapuzón.

domingo, enero 31, 2016

Video Una hembra tiburón se traga a un macho ante los atónitos visitantes del acuario


After slowly devouring a tank mate, the sand tiger shark has been swimming around the aquarium with a tail hanging out her mouth.

The largest shark at a South Korean aquarium has slowly eaten a smaller shark in an apparent "turf war".

The eight-year-old female sand tiger shark, measuring 2.2m (7.2ft) long, attacked the five-year-old male banded houndshark on Thursday - and reportedly devoured him bite by bite.

A day later, visitors to the aquarium in Seoul watched with amazement as the shark swam around the tank with the tip of the victim's tail hanging out of her mouth.

Experts believe the tail will remain in her mouth for up to five days - but as she will be unable to digest her rival, the body will likely be regurgitated within a week.

Oh Tae-Youp, who works at the aquarium, said: "Sharks have their own territory.

"However, sometimes when they bump against each other, they bite out of astonishment.

"I think the shark swallowed the whole body, because they usually eat it all when they bite the head part."

Although there have been bust-ups between sharks at the aquarium before, instances of sharks eating their tank mates are rare - and this is the first time the attraction has seen such an attack.

sábado, enero 30, 2016

El hombre de 28 dedos que entró a los Guinnnes

Devendra Suthar, un hombre indio de 43 años que sufre de polidactilismo, ha entrado en el libro Guinness de los récords como la persona viva con más dedos en las manos y en los pies.
Convertido en una celebridad en el pueblo en el que vive, Himmatnagar, Devendra considera que su enfermedad es en realidad una “bendición”. “Me he hecho famosos por mis dedos, no quiero cortarlos”, dice. Así de sonriente aparece por el reconocimiento del Libro Guinness de los Records

martes, enero 26, 2016

El hombre más longevo de Sudamérica es un curandero que vive en la Amazonia

Aunque el indígena aymara boliviano Carmelo Flores Laura fue mucho más longevo habiendo fallecido a sus 123 años en junio del 2014, actualmente el curandero (chamán) Eligio Carrasco Rafael, quien nació y vive en la Amazonia peruana, es considerado el habitante más anciano de Sudamérica habiendo cumplido el pasado 17 de enero 111 años. Él mismo atribuye su longevidad al consumo de alimentos propios del bosque amazónico y a un modo de vida austero dependiente estrictamente de su entorno natural que provee con su flora y su fauna todos los nutrientes y medicinas que requiere el cuerpo humano para conservarse sano.

Eligio Carrasco asegura que por el momento goza de buena salud porque se alimenta con productos de panllevar que recoge del mismo campo de cultivo, tales como frijoles, yuca, camote y choclos, que son sembrados y cosechados sin el uso de abonos ni insecticidas, según refiere un reportaje que difunde hoy el diario La República de Lima.

El longevo hombre que posee un vasto conocimiento sobre la botánica medicinal de la Amazonia, detalló que actualmente tiene 75 nietos, 35 bisnietos y 14 tataranietos. Afirma tener 34 hijos reconocidos, de los cuales 26 están vivos y el resto ya ha fallecido. “Quién sabe si tengo otros hijos que no he logrado conocer. Espero que no sea así”, sostuvo entre risas Carrasco Rafael.
Eligio e Imelda se conocieron hace 33 años, es la quinta mujer con la que procreó varios hijos. | Foto Jacob Ribera | RPP.pe

Eligio e Imelda se conocieron hace 33 años, es la quinta mujer con la que procreó varios hijos. | Foto Jacob Ribera | RPP.pe

El curandero, quien es natural de Cutervo (región Cajamarca), cuenta que nació un domingo 10 de enero de 1905 en el distrito de Pimpingos. Actualmente vive en un humilde caserío de El Reposo, distrito de Bagua en el provincia amazónica de Uctubamba.

Convive con su quinta esposa, Imelda Vílchez Vásquez, de 75 años, a quien conoció en el caserío de Las Pircas, Jorobamba, en Amazonas, cuando le curaba un dolor estomacal a la madre de su actual pareja, según destaca un anterior reportaje que publicó RRP Noticias sobre el mismo tema.

Imelda Vílchez narra que Eligio Carrasco Rafael, quien se dedicaba al curanderismo, realizaba varias mesadas con muy buenos resultados. Precisó que ella tenía 42 años cuando se enamoró del curandero, quien tenía cerca de 80 años en ese momento; desde entonces han pasado 33 años viviendo juntos y producto de dicha relación tuvieron dos hijos.

Eligio Carrasco tuvo cinco matrimonios en el lapso de los 111 años que aún vive.