jueves, mayo 21, 2015

Video Una lluvia de arañas causó terror en un pueblo de Australia

Un fenómeno digno de una película de terror sembró nuevamente intriga en un pueblo australiano en la ciudad de Goulburn cuando una extraña “lluvia de arañas” cayó del cielo, fenómeno que ya había ocurrido en 2012.
Según informó The Sidney Morning Herald, Ian Watson, un residente de Goulburn, dijo que su casa se veía como si hubiese estado "abandonada y tomada por las arañas". "Todo el lugar estaba cubierto de estas pequeñas arañas negras", dijo.
Sorprendido, el joven fue a la página de Facebook de la comunidad y preguntó si alguien más había visto lo mismo y escribió: "Que alguien llame a un científico”

Los vecinos de esta comunidad están viviendo éste fenómeno desde principio de mayo. Pero por más raro que parezca, la invasión no es tan extraña. “Las arañas pueden viajar kilómetros, que es la razón por la que cada continente tiene arañas. Incluso en la Antártida, donde llegan y mueren”, explicó Martyn Robinson, naturalista del Museo de Australia al Sydney Morning Herald.
Esta no es la primera vez que sucede este sorprendente fenómeno. Ya ocurrió en 2012 y ese año también generó terror en la población. En esa oportunidad miles de pequeñas arañas también descendieron sobre la ciudad Waggawagga y alarmaron a sus habitantes.
La extraña situación podría ser explicada por las lluvias que afectaron a la región y que, según los medios australianos, serían la razón de que las arañas trepen a la cima de los árboles y usen sus telarañas para viajar con las brisas.
¿Cómo hacen para viajar? Tejen sus pequeñas bolsas y el viento las va llevando. El fenómeno se conoce como "balloning" o también como "kitting". Y se la considera una migración masiva incluso a kilómetros de distancia. El asunto es que para los vecinos llueven arañas, en copos. Y esos copos empiezan a cubrir los campos, por eso los habitantes los llaman "cabellos de angel" y al tiempo, campos y árboles empiezan a ser blancos, cubiertos de telarañas.
Las bolsas o copos llevan pequeñas arañas que usa la tela como si fuera un paracaídas y se cree que no son peligrosas si se las toca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada