domingo, julio 31, 2016

Pierde 80 kilos y se casa con su entrenador

Sara Magnusson Backström es el claro ejemplo de que con fuerza de voluntad y constancia se puede lograr todo lo que te propongas. Esta mujer de 37 años y natural de Gotemburgo llegó a pesar 146 kilos tras dar a luz, pero algo pasó en su vida que le hizo cambiar.

Los problemas de peso de Sara comenzaron con 19 años cuando dio a luz a su hijo. Durante el postparto no paró de comer comida rápida y así estuvo durante 20 años, algo que le hizo alcanzar un peso insalubre.

Según recoge el Daily Mail, Sara decidió cambiar de vida cuando un día junto a su antiguo novio fueron a comprar muebles para el jardín. “Me fui a sentar en una silla y se rompió. Fue muy humillante y me devastó. Fue en ese momento cuando decidí que tenía que hacer algo con mi peso”, relata.

Entonces optó por contratar a Fredrik Magnusson, un entrenador personal que durante diez meses la instruyó tres veces por semana. Tantos tiempos juntos hizo que saltaran las chispas y que surgiera el amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada